Skip navigation

Letra: Horacio Zúñiga
Música: Felipe Mendoza

Coro

¡Instituto, perínclita cumbre
donde el alba es faisán de arrebol,
con tu enjambre de abejas de lumbre
liba el alma de auroras del sol.

En los vórtices firme y sereno,
A la vez poderoso y radiante,
Los jardines de luz del diamante
Acuarelan tu escueto crestón;
y en el plinto inmortal de tus glorias
Que son líricas pascuas de flores,
La centella se quiebra en fulgores,
Y hasta el trueno se vuelve canción!

¡Instituto! ¡Instituto preclaro!
Salve a ti que de alturas sediento
desbaratas las frondas del viento,
con la voz de tu enorme clarín;
y a la vez taumaturgo y ciclópeo
por trocar las miserias en galas
a la sombra le doras las alas
y al ciclón le perfumas la crin.

Coro

¡Instituto perínclita cumbre
Donde el alba es faisán de arrebol
Con tu enjambre de abejas de lumbre
liba el alma de auroras del sol. …

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: