Skip navigation

Category Archives: Otros Deportes

Hay dias que uno se siente solo, vacío. Que no vale nada para nadie y nadie vale nada para uno. Que comúnmente las personas le llaman depresión, una etapa mas del vivir es aceptar las altas y las bajas, aprender de un combate, si se gana o se pierde, algo se gana, y es experiencia. El sabor de la victoria es dulce, si se ha ganado con honor, y el sabor de la derrota al principio es amargo, ya que se espera ganar, ese es el deseo de todos, la victoria, y bien se dice que a nadie le gusta perder, pero casi en todas las actividades solo gana uno, pero cuando se ha dado el esfuerzo máximo en una competición se llega a disfrutar sea cual haya sido el resultado.

El ganador, el vencedor que se ha alzado con la gloria sabe que ha sido el numero uno, por circunstancias, suerte o bien, talento. Que seria del ganador, si no hay un perdedor que fue un excelente competidor, entonces se entiende de una victoria fácil, y tal vez vacía.

Nunca podremos medir nuestra máxima capacidad si no nos enfrentamos con excelentes competidores. A personas que saquen nuestro ojo del tigre, los segundos lugares que se van con la frente en alto, sabiendo que dieron lo mejor y mejoraran para ser el primero. Ganar lo puede hacer cualquiera, pero ser un buen ganador no, el buen ganador debe tener humildad, reconocer al rival, deportivamente correcto, como últimamente mencionan, “Jugar limpio”

Esfuerzate al máximo, pero no significa que seras ganador, solo tendrás lo que te corresponde, lo que mereces.

El camino es incierto, y no esta lleno de victorias, como todo en esta vida esta lleno de altibajos, y con seguridad puedo decir que el que sabe ganar, también sabe perder…

Nadie puede enseñarte a ser un buen ganador o un buen perdedor, ya que como dice un proverbio tailandes;

“Nadie puede enseñarle a nadar, a un cocodrilo.”

Publicado con WordPress para BlackBerry.

No empataron pero no se dejaron meter otro gol.

Vaya forma de debutar, con un gol

“No me importaría perder todos los partidos, siempre y cuando ganemos la Liga.” (Mark Viduka)

“Si no crees que vas a ganar, no tiene sentido salir de la cama al final de cada día.” (Neville Southall)

“Perdimos por que no ganamos.” (Ronaldo)

“Tuve 14 amonestaciones esta temporada. 8 de ellas fueron mi culpa, pero 7 pueden ser discutidas.” (Paul Gascoigne)

“Nunca he querido irme. Estoy aquí para el resto de mi vida. Y espero que después también.” (Alan Shearer)

“La prensa es muy mentirosa. Dicen que me he acostado con 200 mujeres, pero solo fueron 100″
“Gasté mucho dinero en coches, alcohol y mujeres. El resto lo he malgastado” (George Best)

“Me gustaría jugar en un equipo italiano. Como el Barcelona.” (Mark Draper)

“He remitido al club una solicitud para ser traspasado. Pero déjenme decir que no quiero dejar el Leicester.” (Stan Collymore)

“Estaba viendo en directo el partido el del Balckburn por la televisión. Cuando vi que George (Nadh) había marcado en el primer minuto mi primera reacción fue coger el teléfono para llamarle. Luego me di cuenta que no podía ponerse por que estaba jugando.” (Ade Akinbiyi)

“Sin haber sido tan duro con David Beckham, hubiéramos perdido el partido.” (Ian Wright)

“Estoy tan feliz como uno puede estar. Pero he estado más feliz.” (Ugo Ehiogu)

“Leeds es una gran club y ha sido mi casa durante mucho tiempo. A pesar de que vivía en Middlesbrough.” (Jonhathan Woodgate)

“Puedo ver el carro al final del túnel.” (Stuart Pierce)

“Recibí un golpe en mi tobillo izquierdo. Pero algo me dijo que era mi derecho.” (Lee Hendrie)

“No pude acostumbrarme a vivir en Italia. Era como estar en un país extranjero.” (Ian Rush)

“Alemania es un equipo muy difícil. Juegan con 11 internacionales cada vez.” (Steve Lomas)

“Siempre me pongo primero mi bota derecha. Y luego obviamente mi calcetín izquierdo.” (Barry Venison)

“Definitivamente quiero que Brooklyn, mi hijo, sea cristianizado. Pero no se todavía a que religión.”
“Alex Ferguson es el mejor entrenador que he tenido nunca a este nivel. Bueno el es el único entrenador que he tenido a este nivel. Pero es el mejor entrenador que nunca he tenido.”
“Mis padres han estado conmigo apoyándome. Incluso desde que tenia 7 años.” (David Beckham)

“Los brasileños son de Sudamérica. Los ucranianos serán mas europeos.” (Phil Neville)

“La ceremonia de apertura fue muy buena. A pesar de que me la perdí.” (Graeme Le Saux)

“A veces, en fútbol, tienes que marcar goles.” (Thierry Henry)

“Estaba muy sorprendido. A pesar de que siempre digo que nada me sorprende ya en el fútbol.” (Les Ferdinand)

“Era como si el arbitro tuviera una nueva tarjeta amarilla y quería ver si funcionaba.” (Richard Rufus)

“No hay nada entre medio. O eres bueno, o eres malo. Nosotros estuvimos entre medio.” (Gary Lineker)

“Ganar no es lo importante, siempre y cuando ganes.” (Vinnie Jones)

Periodista: “Y usted, ¿cómo lo hace para correr tanto?, ¿cuántos pulmones tiene?”
Héctor Puebla: “Bueno… Uno, como toda la gente, ¿no?”

“Estoy muy emocionado porque no todos los días se viaja a Europa”,
Frank Lobos, cuando lo entrevistaron por una gira de la Sub-20 a Estados Unidos.

“Contento por mi debut, lo hice bien y por suerte pude lesionar a Francescoli” (Luis Chavarria)

Periodista: “¿Cuando te fuiste al Milán te pagaban mucho o poco?”
Claudio Borghi: “No, ni lo uno ni lo otro, sino todo lo contrario.”

Periodista: “Tenemos la información que se están haciendo las gestiones para emigrar al extranjero. ¿Nos podría decir de dónde lo están pidiendo?”.
Murci Rojas: “Bueno, del país no puedo contarles nada… Sólo puedo adelantarles que se trata de un equipo brasileño.”

La mexicana María Espinoza, actual campeona del mundo, hizo buenos los pronósticos y le dio a México su segunda medalla de oro en estos Juegos Olímpicos al vencer a la noruega Nina Solheim en la final de la división de 67 kilos del taekwondo.“En mis primeros olímpicos haber tenido la medalla de oro es muy importante, trabajé muy fuerte para tenerla, no sólo en lo personal sino como equipo, este es un equipo muy grande, gracias a mis compañeros que me ayudaron muchísimo”, dijo Espinoza.A diferencia de muchos de sus compañeros de la delegación mexicana, Espinoza no sucumbió bajo la presión. No hubo gastritis por salsas de tomate, no hubo buenos arranques y pésimos cierres, ni flechas sin rumbo en los momentos duros, ni excusas por ser atleta joven y con futuro.Hubo una atleta que la fuerza de sus dos piernas y sin miramientos fue acabando con cada uno de los obstáculos que se le atravesaban en el camino a su sueño.Y quiere más.“Me siento contenta de haber obtenido resultados, es algo que me he propuesto y esto apenas inicia para mí carrera deportiva”, aseguró la mexicana de 20 años con la misma frialdad con la que despachó competidoras sobre el tatami del Gimnasio de Ciencia y Tecnología de esta capital. “Estoy chica de edad y estaré feliz cosechando triunfos para México”.México conquistó dos medallas doradas en una misma cita olímpica por primera vez desde Los Angeles 1984, cuando Ernesto Canto y Raúl González, fueron los triunfadores en las marchas de 20 y 50 kilómetros, respectivamente. Ahora el país suma 12 en su historia.El taekwondo volvió a entregarle dos metales a México por segundos juegos consecutivos. En Atenas 2004, Oscar Salazar obtuvo plata y su hermana Iridia consiguió bronce.“Me siento contenta con las dos medallas que se obtuvieron en taekwondo, la primera fue una gran motivación de saber que se podía lograr”, dijo Espinoza.En las semifinales, Espinoza dio cuenta de la británica Sarah Stevenson, en cuartos de final a la sueca Karolina Kedzierska y en su primer combate del día no tuvo problemas para derrotar por 4-0 a la tunecina Khaoula Ben Hamza.“Traté de disfrutar cada combate y me propuse a pensar que cada uno era una final donde tenía que dar todo mi corazón, sacar la lucha, la garra, sabiendo todo el esfuerzo que había puesto, que esto era para lo que había entrenado para esto, para ser campeona olímpica”, agregó.La atleta mexicana ahora regresará a su país donde seguramente será recibida como héroe nacional. Después de todo, hay pocas en su país que hayan tenido sus logros.“Sí, pero esto apenas inicia…”, repitió Espinoza.